Silencios contados a media voz. Sonrisas
quietas en labios mudos. La historia de una vida y de las vidas que acompañaron
a ésta. La historia de mis gentes, de nuestras gentes, de una guerra entre
hermanos. Historias de la historia trazadas con una pluma ágil, costumbrista,
tan experimentada y precisa como lo es la de los mejores narradores
contemporáneos. Todo eso y más es, Las palabras del viento, de María Narro. Una
obra que, sin lugar a dudas, se merece un puesto destacado en nuestra narrativa
contemporánea. Una historia que te arrancará sonrisas, lágrimas y admiración,
como suele hacerlo un trabajo preciso y lleno de magia”
Antonia J
Corrales. Escritora y Correctora
-------------
Fue un amago de Guernica, lo has hecho de maravilla. Con esa sensibilidad
que roza el dolor sin perder la sonrisa. Sigüenza se merece un sitio en la
historia que le corresponde.
Y tú la has colocado donde se
merece...
Almudena (Madrid)

La novela...

La novela...
(cada capítulo lleva nombre de mujer)

29 sept. 2015

Nota previa de la autora


La historia aquí narrada es totalmente ficticia, sus personajes también lo son. Los lugares, el escenario elegido, son reales como todos los acontecimientos ocurridos durante la guerra civil española.

Fue como si la realidad marcara un círculo del que no me podía salir, con algunas cosas olvidadas de las que no pude entender el porqué. Pero sí adiviné que nadie lo había contado así...

 

2 comentarios:

María Narro dijo...

Ha sido un auténtico trabajo de chinos editar mi novela COMPLETA aquí. Lo he hecho sola y el esfuerzo me compensa con creces.
Casi todas las fotos están tomadas libremente de internet.

María Narro dijo...

Una novela partida en tres tiempos. Tres nombres, tres mujeres. Mercedes, Bernarda y Laura.
Nadie se ha perdido, nadie ha protestado por los saltos en el tiempo.
Sólo "una gran escritora" protestó, me insultó y prejuzgó.
La historia es un puzle, si falta una ficha -un capítulo- ya no tiene sentido.
El lector es muy inteligente, nadie más se ha quejado y la ha leído mucha gente.
Os quiero ;)